Partes de una web: Cuál es su estructura y contenido 【Guía】

partes-de-una-web

A la hora de empezar a crear una web desde cero, es posible que tengas varias dudas sobre cómo comenzar o qué estructura de elementos y contenidos debe tener para que sea agradable al usuario que la visita.

La estructura es fundamental para la usabilidad y la visualización de todos los elementos que la componen.

Vamos a ver cuáles son las partes de una web y cómo estructurar el contenido que quieras mostrar en tu proyecto online.


TABLA DE CONTENIDOS


Cuáles son las partes de una web y cómo puedes estructurar su contenido

Lo que se busca es que el usuario que visite el sitio pueda determinar en todo momento dónde se encuentra la información que busca.

Por ejemplo, si estás en la web de una empresa y quieres saber la dirección de la oficina, no la buscarás en mitad del contenido o entre las distintas imágenes, si no que irás al final de la página, que es donde se suele incluir esta información.

Qué estructura debe de tener un web

Cuando hablamos de las estructuras de una web, nos referimos a los elementos que la componen, pero no del contenido que muestre.

Esto quiere decir que la web puede mostrar contenido distinto en sus páginas o secciones, pero siempre se mostrará con una estructura coherente, que no sea distinta al resto de las secciones de la web.

Por lo general, todos los sitios web que verás tendrán la siguiente estructura:

partes-de-una-web-estructura-header-bot-footer

El header o cabecera será lo primero que encontraremos y como puedes imaginar, es la sección que tenemos en la parte inicial de la web.

En el header encontraremos la información del sitio, cómo se llama la web, su logotipo o marca, el menú principal para que puedas empezar a navegar por la web, teléfono de contacto, en el caso de que sea necesario.

También es posible que encuentres un buscador, aunque esto ya se trata de una decisión personal y no una norma.

Lo que sí debería tener la cabecera es la máxima visibilidad, sea cual sea la sección de la web en la que te encuentres o incluso si haces scroll. La cabecera debe ser siempre visible y el usuario debe de poder usarla para volver al principio del sitio de una forma rápida y directa.

Si miras el código HTML de cualquier web, podrás identificar la cabecera porque lo encontrarás entre las etiquetas header.

Body o cuerpo

En el cuerpo o body podemos encontrar el contenido más relevante de la web.

Por ejemplo, si la web es un blog, en el cuerpo encontrarás los posts y si se trata de una tienda online, los productos que ofrezcas.

Si actualizas el contenido con frecuencia, se suele mostrar paginado, para que el usuario pueda navegar entre las distintas páginas.

Esto significa que el contenido que encuentres en el cuerpo de la web puede variar ya que dependerá de la información que se quiera mostrar el usuario.

Si buscas en el código, verás que las etiquetas body contienen la mayor parte del contenido de la web y puedes identificarlo con las etiquetas body.

En la sección inferior tendremos el pie de página o footer, donde podemos encontrar información al respecto del sitio que no hayamos querido o podido añadir en la cabecera.

Es común encontrar las distintas formas de contacto, un mapa de localización, enlaces directos a otras partes de la web, botones a redes sociales, etc.

Por lo general, el footer suele estar visible en todas las secciones de la web, de la misma forma que la cabecera, pero mostrando distinta información.

En el código HTML, podrás identificarlo por las etiquetas footer

Si quieres ver una estructura de un sitio web, aquí tienes un ejemplo de la estructura de nuestra web:

partes-de-una-web-estructura-ejemplo

Lo enmarcado en el cuadro rojo sería la cabecera, el azul el cuerpo y el amarillo el pie de página.

Qué partes de contenido puede tener una página web

Una vez tienes claro cuál es la estructura de la web, hay que llenarla de contenido y aquí tienes un montón de opciones.

Hay que tener en cuenta que, dependiendo del tipo de web, el contenido será distinto, pero algunas cosas las podrás encontrar en muchos sitios web, como el área de contacto, los términos y condiciones, el tratamiento de los datos o la política de privacidad.

Página de inicio o Home

La página de inicio o home es la página principal del contenido de tu web, por lo tanto, será lo primero que vean los usuarios cuando accedan a ella cuando pongan el nombre del dominio en el navegador.

Por lo tanto, tienes que mostrar un contenido muy cuidado, que muestre lo que quieras transmitir al usuario, pero siempre de forma clara y atractiva.

A partir de aquí y dependiendo de qué tipo de web tengas, querrás mostrar un contenido distinto.

Por ejemplo, si tienes una tienda online, añadirás los productos que más te interesen vender o las ofertas más llamativas para captar a los clientes.

Pero si tienes una web de noticias, lo que querrás añadir serán las noticias más interesantes o relevantes para tu localidad.

Una página de inicio no tiene por qué limitarse a un contenido, al contrario, puedes aprovechar está página tan importante y visible para mostrar el contenido más relevante de tu sitio.

Por este motivo, además de las ofertas, productos o servicios que puedas ofrecer, también puedes añadir un formulario de contacto, teléfono o email.

Si en tu web tienes clientes o suscriptores, puedes añadir las reseñas positivas que hayan publicado o enviado, testimonios o las imágenes corporativas de empresas relevantes con las que trabajes.

Y algo muy importante que deberías añadir en la home, de una forma u otra, es una llamada a la acción.

Ya sean cosas como "¡Compra aquí!" o " Suscríbete aquí para recibir las últimas novedades", las llamadas a la acción (CTA por Call to Action) que añadas en la página de inicio de tu sitio web, serán mucho más efectivas que en cualquier otra sección, así que ¡aprovéchalas!

Política de privacidad y tratamiento de datos

Ya ofrezcas productos o servicios, almacenes información de los usuarios o uses servicios de terceros que recolecten información de los visitantes de tu web, como las cookies, es necesario que tu web disponga de una página de política de privacidad y tratamiento de datos.

Debes habilitar una página en tu web para gestionar e informar a los usuarios de tu web de cualquier dato que se recolecte en tu sitio, ya seas tú o terceros.

Por ejemplo, piensa que, si utilizas un sistema de analíticas como Google Analytics, deberás añadir esta información, del mismo modo que si añades publicidad en tu sitio o los usuarios se pueden suscribir en una newsletter.

Esta información es importante para protegerte ante sanciones y mostrar transparencia a tus usuarios, pero no es una información que tenga que aparecer en la página principal, crea una página para este motivo y enlázala en el píe de página o en algún otro sitio de fácil localización.

Blog

En ocasiones toda una web es un blog, en el que se escriben artículos de forma cronológica, en casos así no tendrías que crearlo, pero si no es así, valora la opción de crear un blog.

Puedes crear el blog y enlazarlo en el menú del header para que los usuarios tengan un fácil acceso a él.

Un blog que se actualice, de manera que sea una fuente de tráfico orgánico desde los buscadores web, como Google, lo que genera muchos más altas de usuarios o compras de clientes.

Hay que tener en cuenta que a los buscadores les encanta el contenido nuevo, así que, si tú les das contenido nuevo de manera habitual, Google y el resto de los buscadores te posicionará mejor en sus resultados. Y si un usuario llega hasta tu web porque ha buscado un producto en Google y ha llegado a tu blog, tiene muchas más posibilidades de convertirse en un cliente.

Formas de Contacto

Otra parte importante de la web es añadir una o varias formas de contacto. Aquí tendrías que agregar todo lo necesario para que puedan contactar contigo o con tu empresa.

Teléfono, dirección, formulario de contacto, mapa de localización, email de contacto, horarios de atención o apretura, etc.

Toda la información que ayude al cliente a ponerse en contacto con tu sitio es siempre una buena opción.

Puedes crear una página con todas las formas de contacto y enlazarla en el header o footer, aunque también puedes usar estas secciones para añadir directamente la información de contacto.

Conclusión

A la hora de crear tu web, mantener una estructura correcta de cabecera, cuerpo y pie de página es importante para una buena visualización de todos los elementos y no crear confusión al usuario.

Sobre lo que queramos añadir en nuestra web o como queramos distribuir el contenido, tienes distintas opciones y posibilidades, ya que cada web puede ser distinta a las otras, pero siempre hay que tener en cuenta las partes importantes comunes en cualquier sitio web.

Contacto, avisos legales, un blog o decidir el contenido que irá en la página de inicio, es algo que no debería faltar en ninguna web, independientemente de tipo de sitio que sea.




Imagen

Hosting Web

Lanza tu proyecto a la red. Desde 2,48 € al mes podrás tener visible tu negocio en Internet ¿A qué esperas?

Dominios

El primer paso de un negocio en Internet es contar con un dominio. ¡Regístralo!

Imagen

Certificado SSL

Protege tu web, gana posiciones en Google y aumenta tus ventas y clientes.

Imagen

Hosting WordPress

Para páginas corporativas y ecommerce hechos en WordPress. Configuración específica y backups diarios.

Llámanos

Si aún no eres cliente, nuestro equipo comercial te ayuda a escoger el mejor plan de alojamiento para ti.

+34 911 868 181

AXARNET COMUNICACIONES S.L | Lee nuestro Aviso Legal y nuestra Política de Cookies | Echa un vistazo a nuestras Condiciones Generales de Contratación
Utilizamos cookies propias y de terceros para adaptar tu visita a tus hábitos de navegación. Clic aquí para más info. Puedes aceptar todas las cookies pulsando sobre Aceptar o configurar y/o rechazar algunas pulsando sobre Configurar.
Cookies manager

Continúa con tu compra

Si eres cliente del Grupo Axarnet
Si todavía no eres cliente, puedes...