¿Cómo administrar un servidor VPS?

Un servidor VPS, o Virtual Private Server es un método de dividir un servidor físico en varios servidores, cada uno de los cuales funciona bajo su propio sistema operativo y es independiente del resto. Los servidores VPS, al igual que el alojamiento compartido, se ubican dentro de un mismo servidor físico. No obstante, en el alojamiento compartido todos los servidores son dependientes unos de otros; por ejemplo si uno de ellos consume una gran cantidad de recursos, los otros pueden tener problemas para dar respuesta al tráfico web. En cambio, los servidores VPS son independientes unos de otros; cada uno de ellos se ubica en una determinada partición del servidor físico.


Los servidores VPS funcionan gracias a la tecnología de virtualización Virtuozzo, la cual crea entornos virtuales independientes unos de otros. De esta manera, cada uno de los servidores tiene su propio sistema operativo, así como una determinada cantidad de recursos garantizados.
 

Qué conocimiento necesito

Si has contratado un servidor VPS, seguro que te interesa administrarlo y saber los conocimientos que necesitas para ello. Si eres un usuario novato, lo ideal es que apuestes por un servidor VPS administrado; las opciones de personalización son menores pero tú no tienes que preocuparte de nada. Si tienes conocimientos de programación y administración, puedes animarte con un VPS no administrado; podrás administrar el VPS según tus propias preferencias y necesidades, con total libertad.
 

Qué tengo que instalar para manejarlo

Existe un amplio abanico de herramientas que pueden ayudarte en gran medida a administrar un servidor VPS. 100% recomendable la instalación de cPanel; te permite administrar el servidor de manera integral y la interfaz es muy intuitiva. Aunque no tengas demasiados conocimientos sobre el mundo de los servidores, no te costará nada hacerte con cPanel. Además, hay otras herramientas que pueden serte de gran ayuda.
 

  • Putty: si tienes bastante dominio de la administración de VPS, esta es una herramienta que merece la pena. Permite realizar una conexión SSH a tu servidor web; de esta manera, una vez establecida la conexión puedes administrar el servidor a través de distintos para mover y eliminar archivos, realizar actualizaciones…
  • Filezilla: la mejor herramienta para gestionar archivos. Debes hacerlo por consola, de manera que debes tener conocimientos de programación.
  • Sublime Text: un editor de texto externo que te permite editar archivos de manera rápida y sencilla.

¿Cómo administrar un VPS?

Ina de las grandes ventajas que proporciona el Virtual Private Server es que cada cliente puede elegir aquel sistema operativo que mejor se ajuste a sus necesidades y preferencias; por lo tanto, podemos estar ante Linux VPS o Windows VPS server, entre otros.
 
Una vez este punto está claro, hay que tener en cuenta que administrar un VPS no es una tarea demasiado compleja. La mejor manera de hacerlo es mediante el navegador web, es decir, con la tecnología Parallels Virtuozzo Container. Existen varios métodos; nosotros vamos a explicarte el más sencillo de todos.
 
Panel de control de servidores

  • En primer lugar, debes acceder a https:/tudominio/servidores/ e identificarte con tu usuario y contraseña.
  • Una vez dentro del panel de control, accede a la pestaña “Servicios” y entra en el Panel de Control del Servidor VPS.
  • A continuación debes acceder a la sección “Servidores”. Una vez allí, tendrás acceso a todos los servidores VPS que tengas contratados.

 
Merece la pena destacar que a la hora de contratar un VPS Server, tienes dos opciones. Puedes escoger un servidor administrado o no administrado. Si eres un usuario novato sin apenas conocimientos de desarrollo ni programación web, lo ideal es que apuestes por uno administrado; las opciones de personalización no son demasiadas, pero evitas tener que preocuparte de la administración.
 
En cambio, si tus conocimientos en el área son más avanzados, nuestra recomendación es que te decidas por un VPS no administrado ya que tienes más opciones de personalización. En este caso, te aconsejamos que instales cPanel; es la mejor herramienta para administrar y gestionar la interfaz sin apenas esfuerzos.

Otra buena opción para empezar, es que te instales un VPS local para aprender a utilizarlo y poder sacarle el máximo rendimiento a tu proyecto una vez trabaje sobre un servidor real.
 

Diferencias entre Linux y Windows

Actualmente, Windows es el sistema operativo por excelencia en el mundo de los ordenadores; macOS y Linux tienen una cuota de mercado muchísimo menor. Vamos a establecer las principales diferencias entre Linux y Windows.
 

Linux VS Windows

En primer lugar, vamos a tener en cuenta la instalación del propio sistema operativo. Windows resulta muchísimo más sencillo de instalar que Linux. Esto tiene su ventaja y desventaja. Por un lado, para los usuarios novatos resulta más cómodo. Pero, por otro lado, Windows permite menos opciones de personalización.

En cuanto al software, en líneas generales Linux dispone de malos software en la gran mayoría de sectores, de manera que su aceptación en el mundo corporativo es significativamente menor a la de Windows. A día de hoy, el sistema operativo de Microsoft es el más utilizado por empresas de todo el mundo.

Respecto a robustez, Linux siempre ha sido considerado como un sistema operativo muy robusto; además, si un determinado programa falla, el equipo no se bloquea completamente. En cuanto a Windows, la robustez del sistema es algo menor ya que si se bloquea alguna operación, el usuario puede verse obligado a reiniciar todo el equipo.

Por lo tanto, no existe una respuesta universal sobre si Windows es mejor que Linux, o viceversa. Ambos sistemas cuentan con sus propias desventajas y ventajas. Cuál escoger depende de las preferencias y necesidades de cada usuario, así como de sus conocimientos técnicos.
 

VPS Linux VS VPS Windows

Una vez establecidas las diferencias entre ambos sistemas operativos, vamos a comparar Linux y Windows en relación a los servidores VPS.
 

  • VPS Linux: Linux es un SO de código abierto, de manera que la gran mayoría de las aplicaciones de servidor son gratuitas. La gran ventaja que ofrece Linux es la flexibilidad a la hora de administrar el servidor VPS en el panel cPanel. Además, debido a que es de código abierto, es menos vulnerable a los ataques de malware y a los virus, los cuales son cada vez más frecuentes. En cambio, en el caso de Windows, los usuarios deben instalar un amplio abanico de software de seguridad para hacer frente a cualquier tipo de ataque en el servidor.
  • VPS Windows: el alojamiento VPS Windows presenta una interfaz más sencilla e intuitiva, por lo que es la mejor opción para usuarios novatos. Además, ofrece un muy buen rendimiento, lo cual es un punto a tener en cuenta. Una de las principales ventajas de Windows frente a Linux en lo referente al Servidor Privado es que permite el acceso de escritorio remoto.

¿Vale la pena o mejor administrado?

A la hora de gestionar VPS, hay dos opciones. Por un lado, puedes administrar tu servidor VPS haciendo uso de las herramientas disponibles; para ello, son necesarios conocimientos de programación y administración. Y, por otro lado, puedes contratar un servidor privado virtual administrado.

La gran ventaja que ofrece el VPS administrado es que el cliente no tiene que preocuparse de actualizaciones, cambios en la configuración o de solucionar cualquier tipo de error que pueda surgir en el servidor.

En el caso del VPS no administrado, la empresa proveedora del servicio sólo se ocupa de administrar el servidor físico en el cual se aloja el VPS, además de garantizar la conexión a Internet del mismo. Por lo tanto, es el usuario el que debe encargarse de todas las tareas administrativas.

servidores, vps

  • Creado el

CONSÚLTANOS

Resolvemos tus dudas

SOPORTE 24x7

Utilizamos cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de la navegación de nuestros usuarios y mejorar nuestros servicios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información